Educación Bilingüe, aproximación conceptual

Para entender qué es o debe ser la educación bilingüe, es necesario que primero definamos los términos educación, bilingüismo, educación bilingüe y motivación.

20120818153854-aprender-idiomas

El Diccionario de la Lengua Española, 2001, dice que la educación es la “instrucción por medio de la acción docente” y el diccionario manual Vox, 1994 y la enciclopedia Sopena, 1930 especifican que la educación es la crianza, enseñanza, doctrina dada a niños y jóvenes, instrucción. Incluso el Diccionario Enciclopédico Espasa, 1983 explica que la educación es la acción y el efecto de amaestrar a los animales. Sin embargo, según la Enciclopedia Salvat, la educación es el “proceso de transmisión por una comunidad o grupo social de su bagaje cultural, con el fin de asegurar su propia existencia y su continuo desarrollo”. El diccionario Enciclopédico Ilustrado Plaza & Jones, 1971, siguiendo la misma línea que la Enciclopedia Salvat, dice que la educación es el “desarrollo de facultades físicas, intelectuales y morales”. Nosotros vamos más allá y entendemos el término educación como el proceso sistemático de aprendizaje específicamente humano que busca alcanzar la plenitud y el perfeccionamiento personal y social para llegar al desarrollo máximo integral. Puede llevarse a cabo de manera formal, no formal o informal.

201210042100598(2)

Las definiciones de bilingüismo oscilan entre los que consideran que bilingüe es quien domina dos lenguas a la perfección, o quienes consideran que puede haber una variación competencial priorizando la adquisición de capacidades comunicativas básicas (Travé González, 2013, 1). Según la enciclopedia Salvat Universal, bilingüismo es el “fenómeno de coexistencia de dos lenguas usadas por un mismo individuo o una misma comunidad”. Se sitúa en un término medio entre los que son más estrictos y los más flexibles puesto que no especifican el nivel de uso del lenguaje entre esos individuos. Algunos autores entienden el bilingüismo como un continuo en el que las diferentes áreas lingüísticas presentan distintos niveles de desarrollo (Signoret Dorcasberro, 2003, 1) Sin embargo, autores como Chomsky, citado por Romaine (2001, 15), dicen que bilingüe es el “hablante/oyente ideal, en una comunidad lingüística totalmente homogénea, que conoce perfectamente su lengua”. Siguiendo la misma línea Bloomfield, citado por Romaine (2001, 15), expone que bilingüe es la “persona que posee un control propio de un nativo en dos lenguas” (bilingüe ideal) Según Deprez citado por Signoret Dorcasberro (2003, 7) el bilingüismo idóneo es el coordinado, completo, igualitario y aditivo, es decir, el bilingüismo equilibrado porque “el equilingüe habla sus dos lenguas igual de bien una que otra, no tiene una preferencia por una u otra y nunca las confunde”. Sin embargo, en la realidad se dan situaciones diversas existiendo diferentes tipos de bilingüismo (Blázquez Ortigosa, 2010)

images13

Según Siguan y Mackey citados por Lova, Bolarín y Porto (2013, 255) y Ramos (2007, 137); la educación bilingüe se lleva a cabo en programas que trabajan dos lenguas siendo una de ellas la lengua materna de los estudiantes. El fin es que los niños aprendan la segunda lengua son olvidarse de la lengua nativa (Baker, citado por Lova, Bolarín y Porto, 2013, 255). Otros profesionales hablan de la enseñanza de la lengua a través de contenidos promoviendo un cambio de metodología (Travé, 2013, 6) Según Cummins, citado por Fiel Rivera (2004, 3), “la enseñanza en un programa bilingüe debe atender de modo especial al significado, a la lengua y al uso de ambos idiomas”. Fishman, citado por Sánchez y Tembleque (1986, 5) dice que la educación bilingüe es todo un sistema en el que se da una instrucción en al menos dos lenguas (siendo una de ellas la lengua nativa del alumno) durante un momento variable, un tiempo en proporciones variables y de manera simultánea o consecutivamente. Además añade que “sólo cuando contenidos no lingüísticos se imparten en la L2 se puede considerar tal programa como verdaderamente bilingüe. Existe mucho debate, controversias y malentendidos alrededor de la enseñanza bilingüe (Cummins, 2001, 37). Aún así, todos coinciden en que en una enseñanza bilingüe están implicados por lo menos dos idiomas y que uno de ellos suele ser el nativo del estudiante.

motivacion-2

La motivación en el aprendizaje de la L2 es crucial y viene marcada por el deseo de los estudiantes de sentirse identificados con los hablantes de esa segunda lengua así como el hecho de que no suponga una amenaza para su propia identidad (García Menéndez, 2) “[c]uanta más curiosidad tengan, más necesidad de hablar se genera” (Pérez Márquez, 19) Las actitudes son importantísimas a la hora de aprender nuevas lenguas porque de ellas dependerá la motivación para adquirir dichos conocimientos (Uribe, Gutiérrez, Madrid, 2008, 87)

Bibliografía

  • BLAZQUEZ ORTIGOSA, A. (2010) Análisis del bilingüismo.
  • CUMMINS, J. (2001) ¿Qué sabemos de la Educación Bilingüe? Perspectivas psicolingüísticas y sociológicas. Revista de educación, 326, 37-61.
  • FIEL RIVERA, A. (2004) Reseña de “Lenguaje, poder y pedagogía. Niños y niñas bilingües entre dos fuegos” de Jim Cummins. REDIE: Revista Electrónica de Investigación Educativa, 6 (1) 0. Universidad Autónoma de Baja California, (México)
  • GARCÍA MENÉNDEZ, M. (2004) Bilingüismo en niños. Trabajo Final del programa FONTE Formación Online de Tutores de Español de AulaDiez.
  • LOVA MELLADO, M., BOLARÍN MARTÍNEZ, M.J. y PORTO CURRÁS, M., (2013) Programas bilingües en Educación Primaria: Valoraciones de docentes. Porta Linguarum, 20, 253-268, Universidad de Murcia.
  • PÉREZ MÁRQUEZ, M. (2008) La enseñanza del inglés. Un después de la implantación de la enseñanza bilingüe. Aula de innovación Educativa, 168, 17-20
  • RAMOS, F. (2007) Programas bilingües y formación del profesorado en Andalucía. Revista Iberoamericana de Educación, 44, 133-146.
  • ROMAINE, S. (2001) Consecuencias de la investigación sobre las primeras etapas del desarrollo del bilingüismo en la política sobre educación bilingüe. Revista de educación, 326, 13-24.
  • SÁNCHEZ, Mª.P. y DE TEMBLEQUE, R.R. (1986) La educación bilingüe y el aprendizaje de una segunda lengua: sus características y principios fundamentales. Infancia y aprendizaje, 33, 3-26, Universidad Complutense.
  • SIGNORET DOSCASBERRO, A. (2003) Bilingüismo y Cognición: ¿Cuándo iniciar el bilingüismo en el aula?, Perfiles educativos, 25(102) Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación, México.
  • TRAVÉ GONZÁLEZ (2013) Un estudio sobre las representaciones del profesorado de Educación Primaria acerca de la enseñanza bilingüe. Revista de educación, 361, 1-14.
  • URIBE, D., GUTIERREZ, J. y MADRID, D. (2008) Las actitudes del alumnado hacia el aprendizaje del inglés como idioma extranjero: estudio de una muestra del sur de España. Porta Linguarum, 10, 85-100, Los Ángeles Southwest College y Universidad de Granada
  • V.V.A.A. (1930) Enciclopedia Sopena Limpida-Fons, (4ª ed.) Barcelona: Ramón Sopena.
  • V.V.A.A. (1971) Diccionario Enciclopédico Ilustrado Plaza & Jones, Valencia: Plaza & Jones.
  • V.V.A.A. (1983) Diccionario Enciclopédico Espasa, (8ª ed.) Madrid: Espasa Calpe
  • V.V.A.A. (1994) Diccionario manual Vox. Ilustrado de la lengua española (14ª ed.) Barcelona: Bibliograf S.A. (VOX)
  • V.V.A.A. (1997) Enciclopedia Salvar Universal, Barcelona: Salvat Editores S.A.

Fuentes electrónicas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s