Viaje a India: Rogpa y mi experiencia como voluntaria

rpe_logo

¿Qué es Rogpa Charitable Trust?

Rogpa es una organización sin ánimo de lucro que lucha por preservar la cultura tibetana desde 2004. Se encuentra situado en McLeod Ganj, Dharamsala en el estado de Himachal Pradesh en India. Para llevar a cabo sus objetivos cuentas con varios proyectos.

¿Cuáles son sus proyectos?

Rogpa Baby Care Centre (BCC)

Es un centro de educación infantil 0 – 3 años totalmente gratuito para familias tibetanas, en su mayoría monoparentales, que no tienen recursos. Los centros educativos de niños tan pequeños son escasos y muy caros, por lo que la mayoría de las familias no se lo pueden permitir. Además muchos son padres que han llegado del Tibet como refugiados y que no han tenido ni siquiera la oportunidad de poder asistir a la escuela.

dharamsala-rogpa-baby-care1

Rogpa no sólo acoge a estos niños para que el padre o la madre pueda trabajar, sino que les da una alimentación sana y equilibrada con fruta y verdura, les enseña a los niños su cultura y les da a los padres un poco de información para la crianza de sus hijos. En la actualidad cuenta con unos 40 niños

Women Craft Centre (WCC)

Muchas mujeres tibetanas provienen de familias pobres y que no tienen casi oportunidades de recibir educación o encontrar trabajo. En Rogpa, a través de voluntarios, se les enseña a estas mujeres habilidades de sastrería y costura principalmente para vender artículos en tiendas de comercio justo. Además se les ofrece unas condiciones de trabajo y salariales justas, un lugar al que llevar a sus hijos pequeños (BCC) y apoyo social.

Rogpa Shop & Café

Se trata del lugar en el que se venden todos los productos fabricados por WCC promoviendo el consumo ético además de ser un escaparate para artistas y diseñadores tibetanos (como los cuentos infantiles, postales, cuadernos, etc.) También es una cafetería en la que se ofrecen varios dulces riquísimos tanto para veganos como no, tostadas, te y café. Este último también lo elaboran ellos en el sur de la India.

RogpaShop

Dentro de la cafetería os recomiendo el Choco Cruch y Assai tea. Si preferís comprar algo en su tienda, realizan bolsos, bolsas y estuches de tela preciosos y de muy buena calidad. Además si tenéis niños, los cuentos infantiles bilingües en tibetano e inglés son muy enriquecedores y hablan sobre su cultura.

Children Library:

Una biblioteca infantil para que los niños de la zona puedan acercarse al mundo de los libros. Los pequeños podrán aprender sobre  la paz, el cuidado del medio ambiente y comprender mejor su identidad y su cultura a la vez que desarrollan la creatividad y las ganas de aprender.

DSC_0047Por otro lado, en Dharamsala casi no existen libros en tibetano y la mayoría de los que hay son para adultos. Rogpa crea cuentos populares e historias tibetanas que publica en formato bilingüe tibetano / inglés con el fin de preservar su cultura. El 75% de los cuentos de cada serie se donan a las escuelas tibetanas que hay por toda India vendiéndose sólo el 25% restante para que el proyecto sea sostenible.

Mi experiencia como voluntaria

Una tarde en Rogpa Baby Care Centre

Durante el mes y medio que he vivido en McLeod Ganj, he trabajado como voluntaria en el turno de tarde en el Rogpa Baby Care Centre. Nuestro horario era de 13:00 – 17:00, es decir, de media jornada. Cuando llegábamos la mayoría de los niños estaban durmiendo la siesta, así que nuestro primer papel era ayudar cuando los niños se iban despertando a llevarles al baño y a ir recogiendo la mantitas y colchonetas en las que dormían. Además, también podías ayudar con los bebés y los niños que ya estaban despiertos para que jugasen tranquilamente mientras sus compañeros se levantaban de la siesta.

RogpaBabyCareCentre

Una vez todos levantados, empezaba el juego libre. Cada día las profesoras sacaban juguetes diferentes con los que los niños podían jugar. En este periodo podías jugar con ellos pero sobre todo vigilarlos y observarlos para que no se hiciesen daño o por si te necesitaban. Además también podías poner música, enseñarles algún baile , juegos como el corro de la patata o simplemente juego libre. Por ejemplo había una niña a la que la encantaba jugar a peinar el pelo de las voluntarias, otras estaban aprendiendo juegos de palmas y otros te pedían que les cantases esas canciones que les estabas enseñando.

Ahora tocaba el momento de juego dirigido o juego por grupos. En unas ocasiones los voluntarios les enseñábamos canciones o juegos tanto a los niños como a sus profesoras para que luego ellos también puedan jugar; o hacíamos circuitos de psicomotricidad, o se dividía la clase en grupos de unos 8 niños para jugar con diferentes tipos de juguetes: puzzles, muñecos, cuentos, construcciones, plastilina, etc. Por otro lado, los bebés se volvían a meter en su clase para beber un poco de agua, merendar y dormir un poco de siesta.

Antes de merendar, se les enseña a los niños a cantar una canción dando las gracias a los dioses por el manjar. La merienda consistía en un cuenco con fruta de temporada. Mientras yo he estado era plátano, manzana y papaya principalmente.

Después de la merienda hasta que los padres venían a recoger a los pequeños se volvían a dividir en grupos para jugar con otro tipo de juguetes. Estos momentos los voluntarios aprovechamos para jugar con los niños, contarles cuentos o enseñarles a hacer puzzles. Según los bebés se iban levantando se les dejaba jugar libremente con los mayores.

Pidiendo Donaciones

En septiembre, aprovechando las enseñanzas del Dalai Lama y toda la gente que asiste a ellas, estuvimos dos días pidiendo donaciones y vendiendo los cuentos tibetanos que forman parte del proyecto Children Library. Con el dinero recaudado el primer día, podrán pagar el alquiler del edificio donde están el BCC, el WCC y las oficinas hasta diciembre.

FB_IMG_1441878071732

Fiesta del décimo aniversario del proyecto Rogpa Baby Care Centre

El 1 de septiembre celebramos la fiesta del décimo aniversario. Todos (profesores, manager, padres y niños) vinieron vestidos con los trajes típicos tibetanos puesto que era una celebración importante. Los padres pudieron disfrutar de fotos con sus hijos y sus grupos con sus respectivas profesoras. Además vimos un teatro de sombras realizado por las profesoras sobre la importancia de la higiene y el cuidado del medio ambiente para concienciar a las familias. Disfrutamos de una tarta de tres pisos y seis kilos acompañada por butter tea (típico te tibetano con un sabor salado) Al final nos hicimos fotos todos juntos y muchas familias nos regalaron katas tanto a los profesores, al director y al manager como a los voluntarios. Fue un momento muy emotivo debido al significado de estos regalos. Los katas son los pañuelos blancos (foto de abajo) que si se ven al trasluz tienen como unos “dibujitos” que son símbolos de protección y suerte. Es costumbre tibetana regalar katas para dar las gracias profundamente y desear toda la suerte y protección para quien se lo regalan. Fue todo un honor poder celebrar esta fiesta en la que aprendimos mucho sobre el lugar en el que estábamos haciendo el voluntariado.

ann

Si estáis interesados en los proyectos, queréis ser voluntarios o simplemente buscáis más información, os dejo su página web y su grupo de Facebook, en el que podéis encontrar fotos de lo que hacen día a día.

La mayoría de las imagenes de este artículo son de Rogpa Charitable Trust

Anuncios

2 comentarios en “Viaje a India: Rogpa y mi experiencia como voluntaria

  1. Pingback: Próxima aventura, India |

  2. Pingback: Viaje a India: La historia de la profesora Choedon |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s